Author: jgarteiz


La vida hay que tomarla con optimismo

Yo debuté hace 17 meses con 550 mg y 10,7 de glicosilada. Me dijo el médico que era diabetes tipo 1 o “juvenil” y tengo 48 años, así que soy un chaval.

Al principio el golpe resulta un poco fuerte por las diferentes preguntas que te haces ¿qué es esto? ¿por qué a mi? ¿qué puedo comer? ¿que es eso de las porciones? ¿podré hacer deporte? ¿qué complicaciones puedes tener? … En mi caso, fue el equipo del Hospital de Basurto el que me mostró el camino a seguir y a llevar una enfermedad crónica de la mejor manera posible. Después de varias clase de educación, empecé a realizar todo lo pasos necesarios para que todo se pusiese en su sitio, comidas, pinchazos y sobre todo, mucho deporte. A los dos meses tenia la glicosilada en 7,2 pasando a los 4 meses a tenerla en 5,5. Al final, la vida hay que tomarla con optimismo y esto no es más que una nueva etapa.

Y como no hay mal que por bien no venga, mi salud en todos los aspectos ha mejorado un montón.

Un abrazo y ánimo a todos los que están en mi misma situación

Un abrazo,
Javier

La diabetes no te limitará más de lo que le dejes

La vida con diabetes no es muy diferente de la vida sin ella si se asume su presencia y se respetan las pautas que nos marca (dieta, ejercicio e insulina, las tres patas del taburete).

Yo soy una diabética tipo 3. ¡Sí, existe el tipo 3! Para vosotros, los “nuevos”, os diré que el tipo 3 se asigna coloquialmente a los que convivimos con la diabetes sin tenerla: padres, parejas, hijos…..
Mi hija debutó con 11 años y ya han transcurrido 18 años más, y os diré que nunca la diabetes le ha impedido luchar por sus sueños. Así, ha estudiado una carrera, ha vivido en el extranjero y actualmente trabaja en Madrid. Además, es deportista, escritora, actriz.., una artistaza, vaya.

Qué va a decir una madre, claro, pero he querido compartir mi orgullo con vosotros para que jamás os rindáis: la diabetes no os va a limitar más allá de lo que vosotros la dejéis, pero, por favor, nunca bajéis la guardia.

ANÓNIMO

El mejor verano de mi vida

Yo tengo 23 años y debuté llegando a 700 mg/dL de azúcar a principios de junio (hace 3 meses) y la verdad es que a pesar de eso he pasado el mejor verano de mi vida, con sus momentos malos obviamente, sobretodo los primeros días. He aprendido a disfrutar cuidándome y he de decir que a mí sí que me ha cambiado la vida y la forma de vivirla… a mejor! Ahora hago más deporte y como más saludablemtente y me siento mucho mejor.

En fin, solo quería agradecerte que inicies este proyecto porque para los nuevos en esto es muy importante encontrar información en la red y testimonios de otras personas que ya han pasado por lo mismo.

Toni

Cambió mi vida… para mejor

¡Hola y felicidades por tu proyecto!

Yo también soy diabética. Lo descubrí hace 4 años y aunque lo llevo bien por ahora, también cambio mi vida. Y por momentos para mejor, porque ahora llevo una vida más sana, hago ejercicio (antes no lo hacía) y como mas balanceado. ¡Y espero poder seguir así!
Felicidades por ti y por la familia hermosa que tienes. 

Un abrazo desde Blanes.

Abrir los ojos a lo que de verdad importa

La verdad es que me ha conmovido tu vídeo, no pude retener las lagrimas.
Todavía tengo la sensibilidad a flor de piel ya que hace 3 meses que me diagnosticaron DM1.
Tu vídeo es magnifico por su sencillez, por ser “normal”, por ser honesto. Cuando lo vi envidié todo lo que sale en él, como si fuera algo que ya no pudiera tener. Pero al acabarlo pensé “yo tambien haré todas estas coas. Yo tambien haré cosas que no había hecho o ni siquiera pensado antes.”

De nuevo gracias por compartir tu experiencia, gracias por querer escucharnos y sobre todo por decir la verdad, esa verdad que necesitamos oir muy a menudo: puedes hacer lo que te propongas, puedes hacer lo de antes, o aún mas, porque ahora has abierto los ojos sobre lo que de verdad cuenta para ti.

Un saludo desde Barcelona, donde el 22/05/2014 me diagnosticaron DM1 y donde el 27/07/2014 cumplí mi 30 cumpleaños sin querer celebrarlo.

M.

La manera de interpretar la vida

¡Es un vídeo maravilloso!
Ya no sólo tiene utilidad para quien tenga diabetes desde hace poquito tiempo, sino también para aquellos que llevamos unos cuantos años con su compañía.


A veces las personas necesitamos un reflejo de nuestra vida diaria para ver que hay más cosas buenas que malas.
La vida no se acaba cuando debutas con la diabetes ni empieza con ella una nueva, simplemente sigue y se va modificando por cada día que pasa como a cualquiera; ¡nadie puede asegurar que tiene un día exactamente igual que otro!


Mi más sincera enhorabuena, el vídeo recoge los momentos tan temidos como la cena con los amigos (que dudas si podrás cenar como todos), el practicar deporte (siempre hay miedo a esas bajadas de azúcar inadvertidas), el integrar tu diabetes con la familia (y con ello el apoyo que recibes de los tuyos), así como el tener hijos, amigos que no te rechacen por la enfermedad, o acudir al trabajo y realizarlo con la misma profesionalidad que cualquiera.

Para muchas personas les resultará un alivio saber que si a día de hoy no han conseguido que su vida sea normal y corriente con los contratiempos del día a día, no es por su diabetes, sino por la manera en la que interpretan la misma.

Es un vídeo que recoge de todo un poquito, y que por ello puede ser para todos: personas con diabetes, personas que conocen a otras con diabetes, familiares, e incluso personal sanitario.
¡Felicidades, y gracias!

 

ANÓNIMO

Bienvenidos a un blog que no iba a existir

¿Y por qué existe?
Lo único que quería con este “proyecto” era hacer un vídeo que demostrara que, aunque te acaben de decir que tienes diabetes, la vida sigue y disfrutarla está en tu mano.

Al terminar el vídeo caí en la cuenta de que son muchas las personas que me han ayudado a disfrutar durante mi primer año con diabetes, así que decidí crear una web para poder darles las gracias.

Mientras diseñaba la web pensé que quizá alguien más quiera compartir su experiencia, y que esta ayude a demostrar que la diabetes te cambia la vida pero no tiene por qué evitar que la disfrutes.

Así que si crees que puedes colaborar… ¡adelante!
Ponte en contacto conmigo y publicamos tu experiencia en este blog.